Edukira salto egin | Salto egin nabigazioara

Tresna pertsonalak

Eibarko peoria, San Blasa baino hobia
Hemen zaude: Hasiera / Blogak / Amatiño / El testimonio de Lorenzo Zabala

El testimonio de Lorenzo Zabala

Amatiño 2009/01/03 19:16
Con ocasión de las Bodas de Oro de la fundación (1912) de la Escuela Armería de Eibar, su Asociación de Antiguos Alumnos promovió en 1962 la publicación de un libro para testimoniar el apoyo de los agentes institucionales, sociales y económicos en favor de uno de los centros de formación profesional de mayor prestigio.

En 280 páginas, el libro recogió 32 artículos de opinión de autoridades, intelectuales y cronistas de la época, así como cerca de 120 documentos y fotografías relativos a los cincuenta años de vida de la propia Escuela. La publicación se completó con 134 anuncios publicitarios de otras tantas empresas que, además de agradecer a la escuela la labor realizada en la formación técnica de los jóvenes eibarreses, contribuyeron a la financiación de la edición. 

Todos los artículos, entrevistas y declaraciones se hicieron en castellano, como era propio de la época. Asimismo fueron en castellano todos los anuncios y parabienes empresariales. Todos menos uno. ¿Quién fue el empresario eibarrés que en 1962, en plena dictadura franquista, se atrevió a manifestarse en euskera en un libro prologado, entre otros, por el Delegado Nacional de Prensa, Propaganda y Radio del Movimiento que aún se fotografiaba con la camisa azul falangista? Sólo hay una respuesta: Lorenzo Zabala, promotor de ciclomotores  Motobic.

No es fácil que los jóvenes de hoy día se percaten de la osadía que, en 1962, entrañaba una decisión semejante. Quizá ayude a valorar la situación el recuerdo de que por aquellas fechas no había ningún medio de comunicación en euskera, la canción moderna vasca no había siquiera nacido y en el curso 1960-1961 toda la enseñanza en euskera de Eibar se reducía a la andereño Mari Tere Munduate y ocho alumnos no oficiales.

Resulta significativo que todos los intelectuales, cronistas o periodistas  que a partir de la década de los setenta se destacaron por su apoyo al euskera y que colaboraron en esta publicación de la Escuela de Armería  lo hicieran en castellano. Si a Juan San Martín, Jenaro Garate, Pedro Celaya o Carlos Santamaría no se les ocurrió hacerlo en euskera es porque no eran tiempos propicios. Sintomática también la publicidad del Ayuntamiento de Elgeta que, además de hacerla en castellano, sintió la necesidad de curarse en salud y, por si acaso, confirmar: ELGUETA (España).

Sin embargo, en aquel ambiente nada favorable, hubo un empresario que, en contra de cuanto aconsejaban los intereses oficiales, políticos y comerciales, se atrevió a insertar un anuncio y firmarlo  en euskera de su puño y letra.  

MOTOBIC. Fábrica de motores, ciclomotores y motocicletas
Nere esker zintzoakin ainbeste zor dioten ikastolari biotzez.
L. Zabala

Como hemos dicho, fueron 134 las instituciones y empresas que con su publicidad facilitaron la financiación del libro conmemorativo del cincuenta aniversario de la Escuela de Armería. Desde la Diputación de Gipuzkoa hasta las cajas de ahorros Provincial de Gipuzkoa y Municipal de San Sebastián. Así como prácticamente todos los ayuntamientos del entorno: Azpeitia, Bérriz-Olacueta, Deva, Durango, Elgoibar, Elgueta (España), Ermua, Elorrio, Mallavia, Marquina, Motrico, Placencia de las Armas y Zaldivar. Obviamente, también el propio ayuntamiento de Eibar y cerca de cien empresas eibarresas.

No fueron meros anuncios de carácter comercial, sino que, además del nombre de la entidad y su objeto empresarial o marca, se recogieron las felicitaciones y apoyos de los empresarios y directivos, muchos de ellos ex alumnos de la propia escuela. Gran número de los mensajes están firmados, con lo que nos encontramos con un inédito libro de firmas de los principales responsables de las empresas eibarresas más representativas de la década de los sesenta: El Casco, Alfa, Orbea, Víctor Sarasqueta, Lambretta, Imigas, Ugartechea, Hijos de Valenciaga, GAC, Aurrera, Unceta, BH, Ayra Durex, Cadenas Iris, Electrociclos, Irazola, Urko, Record, Laster… Un irrepetible potencial. Entonces sí que era cierto aquello de “Eibarko txitia, oillua”.

Todos los mensajes en castellano, por supuesto, salvo uno. Y no porque los demás no supieran euskera, o porque fueran contrarios. De hecho, basta un repaso a todas las firmas para percatarse de que la lengua habitual y social de la inmensa mayoría de ellos era el euskera. Pero eran otros tiempos y no precisamente los mejores para la lírica. Desde entonces el proceso de normalización del euskera ha experimentado un gran avance en la administración pública, la enseñanza, la cultura, los medios de comunicación y el comercio. Probablemente es en el ámbito laboral en donde el uso del euskera se ha desarrollado menos.

Con todo, Lorenzo Zabala nos enseñó hace ya casi medio siglo que el movimiento se demuestra andando. Y lo hizo adelantándose a su tiempo, en una coyuntura en la que lo más fácil y más cómodo hubiera sido hacerlo en castellano.   

Zorionak, Lorenzo.

EIBAR. Herriaren arima. Revista Popular. III Época, año 56, número 86

Amatiño
Amatiño dio:
2009/01/17 13:18

Bai, holakoak hik, Serafinek eta hirurok edo jaukaguz goguan. Ez najuan nahi izan erreferentzia hori artikuluan sartzerik, baina ondo dagok gogoratzia. Eskerrik asko.

Amatiño
Amatiño dio:
2010/02/09 16:31

luis@amatino.com

Juan José Araolaza
Juan José Araolaza dio:
2009/01/15 17:44

Ez nekien hori, baina esatekoa da Lorenzo, ETAk lelengo baitutakoa izan zela

gerardo alcauto
gerardo alcauto dio:
2010/02/09 14:28

tengo una cosa interansante que mostrarte contacta con migo tf 954252371

Iruzkina gehitu

Erantzuna formulario hau betez utzi dezakezu. Formatua testu arruntarena da. Web eta e-posta helbideak automatikoki klikagarri agertuko dira.

Galdera: Idatzi zortzi zenbakiak erabiliz
Erantzuna:
Aurkezpena

Amatiño

Luis Aranberri Mendizabal